El último bloque profundizado por las hermanas convocadas al encuentro de los Equipos de Animación y Gobierno fue “Misión Participada”. El compañero en este camino es Fernando Domínguez, psicólogo, coach y consultor, especializado profesionalmente en el campo de la Psicología del trabajo, organizaciones y recursos humanos, comprometido en la formación y dirección de proyectos. Pero, sobre todo, orgulloso de ser abuelo y padre.

Iniciado el sábado, día 26 de enero, se ha ido desarrollando a lo largo de cuatro jornadas, y ha partido desde una reflexión sobre la misión y sus características. Es importante traducir la misión y crear sentido de misión. Hemos seguido consensuando, y elaborando entre todas, un enunciado sintético de nuestra misión a partir del carisma heredado del Padre Palau. Los elementos clave de nuestra misión CMT en pocas palabras, para poder enfocar desde allí la formación y la identidad institucional en todas nuestras presencias y obras. Primera pauta que nos ha compartido Fernando: la misión parte del ser.

El objetivo principal de estas jornadas: dialogar y consensuar un modelo de estructuras en nuestras obras que aseguren fidelidad al carisma partiendo desde un análisis de nuestras presencias y obras. Ello conlleva otro: procurar un alineamiento desde el Equipo General para el despliegue de nuestras obras y de la misión como tal en cada uno de los miembros del cuerpo congregacional, en las comunidades y en las hermanas como agentes de proyectos que suman al proyecto comunitario.

El fruto final: algunas pautas referentes a la misión participada o compartida – para la organización y articulación de equipos y agentes de misión en nuestras obras, y para la animación de nuestras presencias CMT en función de la misión a nivel comunitario, provincial y general.

A %d blogueros les gusta esto: