HOY HUELE A JAZMÍN… “POR TODOS SE DESVIVÍA Y A TODOS SE DABA”

“Cròniques” de la hermana Teresa Mira”, Montse Romagosa Fisa, cmt

Hoy Carmen, una vecina de nuestra calle, me encuentra y me dice que si tengo un momento quisiera hablar conmigo y entregaría uno de los que considera sus “tesoros”, que no sabe a quién darlo antes de morir. Quedamos que vendrá a casa esta misma tarde.

Nos encontramos en un despacho de la Residencia. Carmen llega con una bolsa de plástico en cuyo interior trae el “tesoro”. Se trata de un libro de poesías titulado “Quaderns de Poesia”, datado en setiembre de 1997.

Carmen me explica que el libro se lo regaló un sacerdote mientras ella cuidaba a su hijo pequeño de 18 años, que tuvo un grave accidente de moto, con contusiones en la cabeza y piernas, que lo puso al borde de la muerte.

Pasó muchos meses acompañando a su hijo en el hospital, fuera de su casa, noche y día al lado del hijo que se debatía entre la vida y la muerte. Me lo explica con lágrimas en los ojos. “Para mí los hijos son sagrados” me dice.

El capellán del hospital le regaló el libro: le dijo que no estaba editado y que era fruto de poesías que los miembros de un club de Les Planes (pueblo de la provincia de Barcelona) aportaban, y con ellas se había hecho el libro.

Uno de los días -cuenta- estando en la habitación con mi hijo, noté un olor muy fino, muy suave, noté una sensación muy agradable, como algo sobrenatural que envolvía el ambiente. Cuando se terminó el olor pensó que qué pena que no había pedido nada para su hijo…

El tiempo pasó, aunque para ella el episodio del “buen olor” se le quedó grabado y como algo misterioso que no acababa de identificar.

Carmen me recuerda la celebración que tuvo lugar en la pequeña plaza donde está ubicada la Residencia. Fue el día 1 de octubre de este año 2016. Celebramos los 25 años de la inauguración de la Residencia. Para seguir mejor la Eucaristía repartimos unas hojas con los cantos y una foto del cuadro de la Hna. Teresa Mira.

Qué grande fue mi sorpresa al contarme Carmen que al final de la misa, cuando Mossèn Joan Àguila se puso a cantar el canto que él ha compuesto para la Hna. Teresa, Carmen no pudo contener las lágrimas.

Me dice, recordando el episodio del olor en la habitación de su hijo: “¡Fue la Hna. Teresa, fue la Hna. Teresa! Ahora lo comprendo”

Lloré con ella y le agradecí el libro, pero mucho más su confidencia, de la cual dejo constancia en este libro de Crónicas.

Le di unos libros de la Hna. Teresa y me dijo que, en invierno, antes de acostarse los leería.

Para poder entender lo que quiso transmitirme Carmen, trascribo aquí el canto de Mossèn Joan Àguila.

FUENTE: https://uncantoalavidateresamiracmt.blogspot.com

HERMANA TERESA

¡Hoy huele a jazmín! ¿Será que has pasado por aquí…?

y me ha dejado un manojito como lo sueles hacer con tus amigos.

¡Perfume discreto, agradable y jovial, humilde y fresco!

¡Hoy huele a jazmín!  ¿Será que has pasado por aquí…?

envolviendo el sufrimiento  ¡con tu ternura y tu rostro tan sereno!

Perfume discreto, agradable y jovial, humilde y fresco!

¡Hermana Teresa! ejemplo de firme abnegación,

ayúdanos hoy a no flaquear si hay quien me humilla o me ignora;

Hermana Teresa…

que no me canse jamás de dar gracias a Dios y haga siempre el bien a todos…

¡Hoy huele a jazmín! ¿Será que has pasado por aquí…?

y me has dejado un manojito a mí…

FUENTE: https://uncantoalavidateresamiracmt.blogspot.com

A %d blogueros les gusta esto: