En estos días se encuentra reunido en Roma, el Equipo General de Espiritualidad Palautiana (EGEP) con el fin de trabajar en la implementación de su proyecto.

Este equipo está formado por las hermanas Mª Carmen Arroyo, Manuela Delgado, Leonie Lusheke y Mirtha Rojas y los laicos Diego Márquez y Orlando Carvallo. Los acompaña hermana Marcela Jaque, consejera general a cargo de esta área.

El primer día del encuentro, hermana María José Gay, nuestra animadora general, les dio la bienvenida a la casa general con unas palabras cercanas, exhortadoras y motivadoras.

Valoró los esfuerzos que cada uno ha hecho para estar en esta reunión: dejar su país, otras tareas, la comunidad, la familia, etc. y les agradeció por haberse embarcado voluntariamente en este proyecto y aún más, por vivir la participación en este equipo como una MISIÓN.

Concluyó su saludo pidiéndoles que junto con ayudarnos a vivir las maravillas que encierra nuestro carisma puedan experimentar particularmente en este encuentro, los rasgos carismáticos que nos identifican, citamos sus palabras: “que sea una realidad en cada uno lo que el padre Palau dice referente a la Palabra de Dios “Cuando Dios predica y habla en mí y por mí, yo soy el primero que recibo el don de la palabra divina…” (Carta 54) Ojalá podáis vivir este encuentro con esta certeza: cread comunión, anunciad la belleza de la Iglesia presente en cada uno y restauradla allí donde detectéis una necesidad de cuidado y embellecimiento”.

Acompañemos el trabajo de estos días con nuestra oración, para que puedan ir cumpliendo el objetivo que se han propuesto de “promover y difundir la espiritualidad eclesial de Francisco Palau, utilizando todos los medios necesarios y posibilitando a todas las personas conocer y profundizar en ella, con el fin de generar nuevas relaciones en la familia palautiana, divulgar con su testimonio permanente las implicancias de este estilo de vida y comprometerse a anunciar la belleza de la Iglesia”.