AQUÍ ESTOY, SEÑOR, TÚ ME HAS LLAMADO

Comenzamos  el día 5 alabando al Señor con la oración de Laudes y la celebración de la Eucaristía animada por la Comisión de Liturgia. El Evangelio nos invita a estar atentos a Dios y a las necesidades de los demás.

Este quinto día del Capítulo lo centra la elección de la Superiora provincial y Hermanas del Consejo. María Victoria González de Castejón, religiosa del Sagrado Corazón nos explica el proceso de discernimiento para la elección de la Superiora Provincial y Consejeras.

La hermana Mª José Gay, Superiora General, presenta a las capitulares la terna de las candidatas a provincial. Después invocamos al Espíritu Santo para que sea Él quien acompañe nuestra elección; esta recae en la hermana Mª del Rosario Pérez Payá. Agradecemos su disponibilidad para asumir este servicio, a la vez que le manifestamos nuestro deseo de colaboración.

Acto seguido hemos ido a la Capilla para cantar la Salve y agradecer  al Señor el don de la vocación por la intercesión de María. Hemos aprovechado el tiempo libre hasta la hora de comer para comunicar la noticia a nuestras respectivas comunidades.

Durante la comida las hermanas de esta casa de espiritualidad han tenido algunos detalles fraternos y hemos gozado de un tiempo de fiesta fraterna en clima de interculturalidad

Nos espera una tarde intensa. A las 16:00 h reanudamos las votaciones para la elección de las cuatro hermanas que han de ayudar en el gobierno a la Hna. Provincial.

Comenzamos la segunda parte de discernimiento y le pedimos al Señor que nos ayude a dar nuestros votos en libertad. La actitud de discernimiento nos ayudó a elegir en clima de amor y verdad a las siguientes hermanas que forman parte del nuevo Gobierno Provincial:

Hna. Olga Olano Eguiluz: Primera Consejera Provincial y Vicaria.

Hna. Teresa Vives Pertusa: Segunda Consejera Provincial.

Hna. Mª Carmen Moya Guerrero: Tercera Consejera Provincial.

Hna. Mª Carmen Arroyo Marquina: Cuarta Consejera Provincial.

La asamblea agradece su disponibilidad para el servicio que se les ha confiado y les felicita con un abrazo fraterno. Seguidamente vamos a la Capilla para dar gracias al Señor en comunión con todas las hermanas de la Provincia y Congregación.

Agradecemos al Señor este acontecimiento de gracia y le pedimos que nos ayude a comprometernos a  revitalizar  la vida y misión de la Provincia trabajando con gozo y esperanza en el proyecto común.

A %d blogueros les gusta esto: