EVALUACIÓN Y ACCIÓN DE GRACIAS

Todo tiene su fin y el momento de despedida ha llegado.

Hoy, muy de mañana, hemos salido en dirección al Vaticano. Allí en el patio de acceso a la Basílica, por la parte lateral, los “Gerdarmes” del Vaticano nos han hecho el alto,

indicándonos que no podíamos acceder hasta el “toque de campana”, esto es, hasta las 07:00 h. El momento ha llegado y, ya dentro de la Basílica, hemos esperado a D. Carlos Mendiola, sacerdote alicantino residente en Roma, quien nos ha conducido a la cripta de los Patrones de Europa, a escasos metros de la tumba de San Pedro, donde hemos celebrado la Eucaristía de acción de gracias por el acontecimiento que nos convoca: Cincuenta Años de Consagración religiosa, Bodas de Oro. Por este motivo se nos ha concedido Indulgencia Plenaria.

Al mediodia hemos compartido la mesa con El P. Silvano, OCD, y D. Carlos Mendiola. Ha sido un encuentro fraterno y enriquecedor.

La tarde la hemos dedicado a evaluar estos días compartidos. La valoración ha sido muy positiva por parte de todas. El GRACIAS ha sido unánime porque, realmente han sido unos días en los que hemos gozado del encuentro con Dios, con nosotras mismas, de momentos orantes, de compartir con las hermanas. Por todo lo recibido: GRACIAS.

Como colofón oración compartida en la capilla. Las palabras de nuestro Fundador, Bto. Francisco Palau, nos llegan por medio de la Carta 56, del 28 de octubre de 1860, dirigida a Juana Gratias. “¡Cuan bien cuidado está el que se fía de Dios! (…) Dejemos que Dios nos cuide, que nos gobierne, que nos guíe”

Agradecemos a la comunidad de la Casa Generalicia la acogida, todas las atenciones y detalles que han tenido con el grupo, haciendo posible sentirnos en nuestra propia casa-comunidad. ¡GRACIAS A TODAS!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.