Disfrutamos hoy, desde Ampahidrano, Madagascar, el canto de los niños del Preventorio. La canción tiene por título: “Ha Nacido Nuestro Salvador y Nuestro Rey” (Malgache).

“Cuidar y educar a los niños para reintegrarlos en sus comunidades de origen” es el objetivo del “Preventorium Rainier III”. Es uno de los centros de atención social para niños con malformaciones físicas, principalmente relacionadas con el raquitismo, que se encuentra a unos 3 kilómetros de la ciudad de Fianarantsoa.

El Preventorium cada año acoge de 35 a 40 niños que viven en aldeas remotas y aisladas, en zonas donde no cuentan con medios de transporte y comunicación, de ahí que son acogidos en el Preventorium, donde nuestras hermanas Carmelitas Misioneras Teresianas y todo el personal, los asiste y acompaña en el proceso de su recuperación e inserción.