Recibimos con mucha emoción la noticia que el nuevo obispo de Ibiza, Mons. VIcente Ribas, ha escogido como lema episcopal la frase de nuestro fundador, el beato Francisco Palau, ocd: “Vivo y viviré por la Iglesia”.

De todos quienes conocen la vida del Padre Palau, es sabido la importancia que su persona ha tenido en  Ibiza, así como la importancia de Ibiza en la vida de nuestro fundador. Llegó a esta isla  el año 1854, exiliado a causa de injustas acusaciones contra él a raiz y el cierre de la Escuela de la Virtud, catequesis para adultos iniciada en Barcelona. “La Ibiza superturística, sede de músicos y cineastas, grandes magnates, artistas, nada tiene que ver con la que encontró el padre Palau, casi reducida a fortaleza y penal militar. Tierras pobres y muy escasos medios de vida. Gente sencilla con muy elevado porcentaje de analfabetismo. Ni siquiera era diócesis en lo religioso” (Josefa Pastor, cmt) Muy pronto estas tierras se convirtieron en su campo de misión y el espacio de revelación de su Amada, la Iglesia: Dios y los prójimos en UNIDAD.

Hoy Ibiza da la bienvenida a su nuevo Pastor, que ha escogido las palabras del texto autógrafo del padre Palau presente en el libro Mis Relaciones con la Iglesia (1, 29). Lo encomendamos particularmente, para que en su ministerio pueda hacer vida estas palabras, sobre todo en favor de aquellos miembros de la Iglesia más necesitados de restauración y liberación. Que como Palau, monseñor RIbas sea un místico y profeta amante de la Iglesia, Dios y los prójimos.

Trascribimos a continuación, el artículo sobre este acontecimiento publicado por la revista Ecclesia (https://www.revistaecclesia.com/vicente-ribas-en-su-ordenacion-episcopal-vivo-y-vivire-por-la-iglesia/)

El lema episcopal que utilizará será, «Vivo et vivam pro Ecclesia», es una máxima del Beato Francisco Palau que quiere decir: «Vivo y viviré por la Iglesia». El anillo, el báculo y el pectoral de Vicente Ribas han sido todos elaborados en Ibiza.

En sus primeras palabras como obispo de Ibiza, Vicente Ribas ha afirmado que «su lema elegido es ‘Vivo y viviré por la Iglesia’, una máxima del Beato Francisco Palau. Con estas palabras defino lo que será mi ministerio pastoral. En esta Iglesia pensada e ideada por Jesucristo, somos llamados a continuar con la obra misionera. Tenemos un presente de retos y oportunidades con este Sínodo de los obispos mandado por el Papa Francisco. Juntos significa que pastores y fieles, somos uno, el pueblo santo de Dios. Juntos significa tomar conciencia de la esencia sinodal de la Iglesia y de los que la formamos. Juntos supone decir sin miedos ‘tú conmigo y yo contigo’ en la transmisión del anuncio y de la buena nueva. Qué mejor inicio de mi ministerio episcopal que en este tiempo ilusionante. Sin duda alguna los frutos de este Sínodo nos abrirán nuevos modos de vivir. Hasta hace una hora era el administrador diocesano de Ibiza y Formentera. El pasado 13 de octubre la Santa Sede hacía oficial mi nombramiento. Deseo renovar mis palabras de gratitud al Papa Francisco por este nombramiento para la diócesis de Ibiza».