El día 24 de enero continuamos con el tema del liderazgo, partiendo de las ideas del libro de Jeffrey A. Kramas, “Enseñanzas del liderazgo del Papa Francisco” que nos propuso la Sra. Graciela.

Nos preguntamos cómo llegar al liderazgo participativo, que acoge todas las ideas, las diferentes miradas. Y aquí van las orientaciones para un buen liderazgo: el líder debe tener en cuenta primero que lo no verbal tiene mucha importancia también. Debe ser flexible y tener la capacidad de innovar. Pensar globalmente pero actuar localmente. Un líder sabe contextualizar las cosas, tiene nuevas respuestas a nuevas situaciones, necesita ser capaz de manejar el caos, asumir riesgos, tratar de asumir los errores. Pone luz en el camino sin poner en riesgo los vinculos. Toma con calma lo que a otro le desespera.

Entre otras cosas, tiene que tener estas cuatro características:

-Autoconocimiento

-Ingenio

-Heroísmo

-El amor

Y tambien estos tres valores:

-Fidelidad,

-Lealtad

-Saber involucrarse.

Hasta la noche estuvimos trabajando en grupos según los diferentes consejos provinciales y el Consejo general, dejándonos iluminar por la exposición de la psicóloga, repensando juntas el liderazgo participativo que necesitamos de una animadora (general, provincial, local). Hemos tratado  de compartir y profundizar juntas en las reflexiones que tenemos en común los diferentes continentes para llegar a un  acuerdo, encontrar una luz válida para todo el cuerpo congregacional.

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other

A %d blogueros les gusta esto: