31 de Octubre

Dejamos que resuenen en nosotros las Frases del P. Palau

Yo me he dejado ver de ti, y me has visto del modo que posible es a tu condición de mortal para que reveles mi belleza a los hijos de los hombres. MR 8,38

«¡Que eres bella, ¡que eres amable, oh Esposa mía! ¿Y tú eres mi Amada, tú el objeto que robas mi corazón? ¡Que eres digna de amor! ¡Feliz el que llegue a conocerte! ¡Feliz, oh Iglesia santa, el que llega a unirse contigo en fe, esperanza y amor! En fe, feliz el que cree en ti, porque te ve y te conoce. MR 18, 4

Texto bíblico Apocalipsis 21, 2-5

“Y vi a la Ciudad Santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo, de junto a Dios, engalanada como una novia que se adorna para recibir a su esposo. Y oí una voz que clamaba desde el trono: «Esta es la morada de Dios con los hombres; él habitará en medio de ellos; ellos serán su pueblo y él será Dios-con-ellos; él enjugará las lágrimas de sus ojos. Ya no habrá muerte ni lamento, ni llanto ni pena, pues todo lo anterior ha pasado.» Y el que está sentado en el trono dijo: «Ahora todo lo hago nuevo». Luego me dijo: «Escribe que estas palabras son ciertas y verdaderas.»”

Reflexión:

La belleza muchas veces se nos impone en estereotipos estandarizados de moda o en grandes pasarelas, por ejemplo. Ahora bien, cuando Palau nos regala estas líneas en su escrito Mis Relaciones que hemos compartido, podemos percibir a alguien que admira y se complace con una belleza que se refleja en ti, en mí, y toda la creación. Es una belleza que se nos promete en las esperanzadoras líneas del libro del Apocalipsis y que nos aseguran que son “ciertas y verdaderas”.

Para profundizar: ¿Cómo logro ser reflejo de esa belleza amada que nos muestra Palau?

Oramos juntos:

 “Yo te veo siempre nueva (Iglesia) y cuanto más te miro, más bella te hallo, más te amo, más hermosa y amable te siento, y eres para mí tan nueva, que cada día me parece es la primera vez que te veo, amo y poseo.” MR 9, 35 

  • Te presentamos, Señor, a todas los que estamos realizando esta novena, ayúdanos para que, a imitación del Beato Francisco Palau, vivamos en constante novedad, manifestando con nuestra vida la belleza de la Iglesia en la misión y tarea que nos has encomendado. Oramos
  • Te presentamos Señor a tantas y tantas mujeres que viven la marginación, la explotación, el abuso, la violencia física, verbal y psicológica, permite Señor que los gobiernos y las instituciones elaboren leyes y programas que las protejan y promuevan en su dignidad. Oramos
  • Por todas las comunidades cmt para que viviendo la consigna de nuestro P. Fundador “Yo deseo que todas seáis un solo corazón animado de un solo y un mismo espíritu” Cta.7,2 reflejemos de que la fraternidad universal es posible. Oramos

Hoy seguimos presentando y orando comunidades y obras de la Provincia Francisco Palau: Tarragona – Cdad. y Colegio Mare de Déu del Carme, Torrevieja: Cdad. y Colegio La Purísima, Valls Cdad. Sta Teresa, Residencia y centro de Día Sta. Teresa, Zaragoza Cdad. Ntra. Sra. del Pilar, Italia: Pisa Cdad. San Giuseppe, Polonia Sopot Cdad. Ntra. Sra de Czestochowa, Portugal Viseu Cdad. Ntra Sra de Fátima, Filipinas: Manila Cdad. P. Francisco Palau Lucena Cdad. Reina del Carmelo, Pangantucan – Cdad. Ntra. Sra de las Virtudes, Vietnam Ho Chi Minh Cdad. Ntra. Sra de la Vang

Traemos a nuestro corazón: La trata de personas 

Música: 3. Quiero ser Belleza

 

Durante este día de la novena pidamos la intercesión de Francisco Palau para que seamos mujeres y hombres que caminemos sinodalmente, habiendo experimentado la Belleza en nuestras vidas, sea ese misma Belleza la que anunciemos día a día.

Oración al P. Palau

¡Oh Dios, Padre Omnipotente y Misericordioso! te damos gracias y te bendecimos porque infundiste en el corazón del Beato Francisco Palau un amor singular a la Iglesia, Cuerpo místico de Cristo. Le descubriste su belleza figurada en María y lo iluminaste para servirla con la oración y el apostolado. Concédenos su pronta canonización en la Iglesia y ahora la gracia especial que por su intercesión te pedimos.  Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén

DESCARGAR


francés

inglés

español