Un saludo de hermana María José Gay, nuestra animadora general.

“Seamos instrumentos dóciles en la mano de Dios para que se cumpla su obra, se manifieste su poder y su belleza. Seamos portadores de consuelo y esperanza. ANUNCIEMOS LA BELLEZA DE LA VIDA por todos sus rincones, con la fuerza transformadora del Amor”

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other

A %d blogueros les gusta esto: