“Al sentir su presencia, renové al momento mis votos de amor, fidelidad y lealtad con ella, y los recibió. ( MR 10,9)”

El día martes 21 de abril, de la segunda semana de Pascua, nuestras hermanas María Angélica Valle, Leticia Ángeles y Nancy Cáceres de la Provincia de América con gozo y alegría renovaron sus votos a la “Iglesia, Dios y los prójimos” en las manos de la Animadora General María José Gay Miguel, acompañadas por la comunidad “Inmaculada Concepción” de Roma.

La celebración Eucarística, en la que se vivió la fraternidad en la interculturalidad, fue presidida por el Padre Silvano Giordano OCD, quien en su homilía nos recordó el sentido de la vivencia de los votos como Carmelitas Misioneras Teresianas “En, desde y para la Iglesia, Dios y los prójimos”.


 

En el marco de la realidad de pandemia que estamos viviendo a nivel mundial y que nos afecta a todos en nuestras actividades cotidianas, la necesidad nos hace creativos y flexibles para abrazar nuevas formas de comunicarnos a distancia echando mano de la tecnología y los plataformas virtuales disponibles.

Esta ha sido nuestra herramienta de comunicación y de encuentro con la Hna. Luisa Ortega cmt, para poder compartir y reflexionar sobre este tema tan vital de “Sentido de pertenencia a la congregación” como mujeres enraizadas en el don recibido de Dios a través de nuestra vocación en el carisma Palautiano.

La Hna. Luisa Ortega, nos ha invitado a profundizar fuertemente desde nuestra realidad personal, comunitaria, provincial y Congregacional, el sentido de pertenencia carismática, que da vida y  recrea nuestro ser esencial de Carmelitas Misioneras Teresianas que se nutre y fortalece desde las relaciones fraternas como signo y sacramento vivo de la Iglesia, Dios y los prójimos”.