“¡Qué terrible pena siente mi corazón al ver en este reino, abiertas tantas y tan
profundas llagas en el cuerpo místico de Jesucristo!”

Francisco Palau, OCD_Lucha del Alma con Dios III, 15 

Querida Familia Palautiana, desde este sentir como Cuerpo de Cristo, y unidos a sus miembros que más sufren a causa del horror de la guerra que se ha desatado,  no podemos claudicar en nuestro compromiso orante y solidario, intensificando nuestra oración en bien de la paz y la justicia y buscando los medios posibles para salir en ayuda de los afectados por este conflicto.

Ofrecemos tres momentos orantes como colaboración en esta campaña de oración por la paz. 

Agradecemos a quien nos ha facilitado este material y animamos a quien lo desee, a seguir enriqueciendo nuestra base de datos con recursos que nos animen y ayuden a perseverar en la oración por esta llaga que cada día se abre más en nuestra humanidad.