El viernes, día 5 de febrero de 2021, a las 15.00 h. en Roma (Italia), Madrid (España), Nkolbisson – Yaounde (Camerún) y 11:00 de Santiago de Chile, inició un evento importante para la Congregación, la IX Asamblea General.

Convocadas desde todos los continentes donde estamos, las hermanas elegidas como representantes a la Asamblea, se han hecho presentes – casi todas – en el lugar elegido para sede de la plenaria provincial. Dada la situación epidemiológica, se ha querido minimizar los desplazamientos. Gracias a Dios, ha sido posible por lo menos esta modalidad mixta. A lo largo de estos días, las asambleístas realizarán una parte significativa de la reflexión en grupos, en una de las tres ciudades – Nkolbisson, Santiago de Chile y Madrid. Se conectarán una vez al día en sesión online entre todas las participantes, presididas por la Hermana General.

NOMINA DE HERMANAS PARTICIPANTES EN LA IX ASAMBLEA GENERAL

El listado de nombres y apellidos refleja el estado actual. La única hermana que, debido a la imposibilidad de entrar en España desde Filipinas, está participando online fuera de la sede.

1. María José Gay Miguel – Animadora General
2. Inés Fernández Rodríguez – 1ª Consejera General
3. Marcela Jaque Ibarra – 2ª Consejera y Secretaria General
4. María Teresa García Rodríguez – 3ª Consejera y Ecónoma General
5. Florida Mukabideri Kalinijabo – 4ª Consejera General
6. Luisa Ortega Sánchez – “Francisco Palau” – Europa
7. Victorine Bagalwa Amani-Sifa – “Sta. Teresita del Niño Jesús” – África
8. Amalia Esther Ponce Teruel – “Virgen de Guadalupe” América
9. Mª Olga Olano Eguíluz – “Francisco Palau” – Europa
10. Teresa Vives Pertusa – “Francisco Palau” – Europa
11. Ana Lucía Reyes Jara – “Virgen de Guadalupe” América
12. Mª Isabel Obregón Aguirre – Animadora Provincial “Virgen de Guadalupe” América
13. Mª del Rosario Pérez Payá – Animadora Provincial “Francisco Palau” – Europa
14. Gertrude Kavira Kalere – “Sta. Teresita del Niño Jesús” – África
15. Mirtha Rojas Solar – “Virgen de Guadalupe” América
16. Jeanne d’Arc Kalisa Uwera – “Sta. Teresita del Niño Jesús” – África
17. Norma Florencia Pérez Vargas – “Virgen de Guadalupe” América
18. Angèlique Shamatsi Riziki – “Sta. Teresita del Niño Jesús” – África
19. Chrezann Magyaya Angulo – Delegada Provincial “San Lorenzo Ruiz” – Asia
20. Clarisse H Raharisoa Razanabary – “Sta. Teresita del Niño Jesús” – África
21. Angéline Dakouo Salina – Animadora Provincial “Sta. Teresita del Niño Jesús” – África
22. Aleksandra Nawrocka – “Francisco Palau” – Europa
23. Paola Verónica Zapata Leiva – “Virgen de Guadalupe” América
24. María Angélica Valle Rodríguez – “Virgen de Guadalupe” América
25. Maricris Gonzáles Malabana – “Francisco Palau” – Europa
26. Rosemary Wambui Mwangi – “Sta. Teresita del Niño Jesús” – África

Debido a la difícil situación en la Residencia Santa Teresa de Valls, la hermana Verónica Blanes García, elegida para la Asamblea de entre las hermanas , ha presentado recientemente su renuncia, por lo que ha sido imposible encontrar la sustituta en un tiempo tan breve debido a las obligaciones laborales de otras hermanas que cumpliesen con el requisito (menor de 50).Algunas de las hermanas convocadas por el Gobierno General no están presentes: la H. Martha Pelloni ha renunciado presentando el argumento de su edad y de la pandemia. La sustituta que se ha presentado en la asamblea en vez de ella es la hermana Mirtha Rojas. La Hermana Marcela Macagno, juniora, no puede desplazarse debido a su estatus, y en vez de ella ha llegado invitada la hermana Maricris G. Malabana.

Las funciones de secretaria de esta reunión congregacional y de comunicadora del desarrollo de la misma han sido confiadas a la H. Elzbieta Strach que realiza su cometido junto a la H. General en Roma.

MENSAJE DE APERTURA

Tras una cálida bienvenida y el momento orante inspirado en el lema “Mujeres de fe: tejedoras de relaciones nuevas”, las Asambleístas han escuchado el mensaje de apertura, palabras pronunciadas por la Animadora General, María José Gay. Con una cordial bienvenida, llena de gratitud a Dios y a las asambleístas por la posibilidad del encuentro en medio de la pandemia, en este ‘kairós congregacional’, este momento tan importante para la vida de nuestra familia palautiana. Aludiendo al tema elegido para esta Asamblea, continúa:

“Considero de gran actualidad este lema, por la riqueza carismática que contiene y por la significatividad del mismo en este momento en el que pareciera que la pandemia está afectando en grado considerable nuestra confianza en Dios y nuestras relaciones.

Es tiempo, mis queridas hermanas, de renovar el significado profundo de nuestra fe, es hora de ir a la raíz de nuestra espiritualidad dónde están las bases firmes para continuar creyendo, aunque es de noche.

Es tiempo además de repensar qué estilo de relaciones son las que tejemos con nuestro Dios y con nuestras hermanas y hermanos, porque lo de siempre no sirve.

Las situaciones de crisis, como la que estamos atravesando, nos posibilitan mirarnos a fondo -sobre todo ahora que tenemos tanto tiempo para estar solas, y ojalá a solas, con quien sabemos nos ama (Cfr. V8,5; MR 8,16)) – y dejarnos mirar por dentro con los ojos de Dios.

Al mismo tiempo, desde esa mirada interior, compasiva y a la vez cuestionadora, las crisis, en concreto esta crisis, ponen en acción los dinamismos más insospechados, la creatividad que todas llevamos dentro; agudiza la mirada y la centra en las situaciones de mayor vulnerabilidad, situaciones que reclaman de nuestra parte un movimiento de salida y de respuesta.

La Asamblea que estamos a punto de iniciar es una oportunidad para revivir estas actitudes desde la contemplación de cuánto vamos a ir viviendo y desde la audacia de lanzarnos al futuro con esperanza y compasión, así como lo hizo nuestro Fundador. Es una oportunidad de seguir encarnando a nivel de familia el espíritu de sinodalidad eclesial, de comunión, corresponsabilidad y participación en la vida y la misión como Carmelitas Misioneras Teresianas.

Lo que le tocó vivir a Francisco Palau no fue un ‘camino trillado’, fácil, como ha sucedido con tantos santos a lo largo de la historia. La sabiduría de ayer y de hoy consiste en saber transitar los senderos de la vida con los pies en la tierra y la mirada en lo alto, con el corazón en Dios y en las personas con las que formamos Cuerpo, para vivir en comunión, anunciando la belleza de la Iglesia en las situaciones concretas de la vida y de la historia.

Dejemos, queridas hermanas, que el Espíritu de Jesús sea quien dirija este encuentro, tan poco común en la modalidad en que se va a desarrollar, presencial y virtual; también esto es un reto que tenemos delante y que estoy segura de que con el esfuerzo de todas lograremos superar.

Vivamos estos días como una sola familia, analicemos en profundidad cuanto aquí se va a presentar, con un corazón de hijas y de hermanas. Desterremos ya desde ahora todo pensamiento negativo, toda actitud defensiva o postura hermética y abrámonos a la acción de Dios que quiere seguir contando con nosotras para continuar anunciando a los pueblos la belleza de la Iglesia, misterio de comunión. “¡Qué importante es soñar juntas! Solas se corre el riesgo de tener espejismos, en los que ves lo que no hay; los sueños se construyen juntas. Soñemos como una única humanidad, como caminantes de la misma carne humana, como hijas de esta misma tierra que nos cobija a todas” (FT 8).

Pidamos a Dios que disponga nuestro corazón para cumplir exclusivamente su voluntad y para que estos días nos ayuden a sentirnos más familia entre nosotras y con la humanidad, a comprometernos en su crecimiento.

Que María sea nuestra compañera en este camino; a Ella le pido que nos ayude a hacer vida las palabras que pronunció en Caná: “Haced lo que Él os diga”. Pongamos cada una lo mejor que recibimos de Dios para que acontezca el milagro y sigamos siendo abrigo para las situaciones que atraviesan nuestros hermanos.

Y, como dice el Papa Francisco: “Dios nos conceda ‘viralizar’ el amor y globalizar la esperanza a la luz de la fe” (Sanar el mundo. Catequesis sobre la pandemia).”

Con estas palabras ha declarado abierta la IX Asamblea General.

Tras los aplausos, ha proseguido un compartir de las expectativas, la introducción a la metodología (abrir la mente, abrir el corazón, abrir la voluntad) y demás asuntos prácticos: puntualidad, uso de la plataforma, etc. Cada lugar, a partir de hoy cuenta también con una portavoz del grupo: secretaria de trabajos zonales y corresponsal de comunicaciones. Ellas nos harán llegar huellas de lo vivido a lo largo de las jornadas en situ.

MISA VOTIVA DEL ESPÍRITU SANTO

Una vez finalizada la asamblea plenaria, las hermanas en sus respectivos lugares participaron de la Eucaristía votiva del Espíritu Santo. Unidas en espíritu, alabaron y pidieron a Dios frutos abundantes de estas jornadas.

Debido a la diferencia horaria, las hermanas de la provincia Virgen de Guadalupe, reunidas en Santiago, Chile, continuarán con el trabajo entrando en las primeras charlas de Iluminación: tiempo de retiro y reflexión. Pero de eso, mañana más y mejor.

 
COMUNICACIONES

Todos los que queráis enviar el mensaje a las asambleístas, estáis bienvenidos. El correo electrónico para este fin, comunicaciones@cmtpalau.org

Y si queréis que vuestro mensaje aparezca en las redes, no dudéis en etiquetar en vuestra publicación (orante, de saludo o felicitación) nuestro perfil @cmtpalau en Facebook o Instagram.

Por supuesto, un par de fotos de ambientación de los cuatro lugares donde ahora mismo está desarrollándose este significativo evento. Un primer mensaje de saludo y compromiso de acompañamiento en espíritu por parte de las hermanas…

Y pronto también, notas del camino desde las tres sedes provinciales.