Con el lema “CMT, mujeres de experiencia de Dios, miramos, encontramos a la persona y nos comprometemos con pasión y creatividad en su humanización y salvación” se está desarrollando en estos días el  IV Capítulo de la Provincia “Santa Teresita del Niño Jesús”, África.

Día primero: 20 noviembre 2021, acogida y bienvenida.

Comenzaron el día 20 de noviembre con la acogida de la hermana Angeline Dakouo, animadora provincial quien dio la bienvenida a cada hermana capitular en su propio idioma, agradeció la presencia de hermana María José Gay, animadora general que definió como un signo indiscutible de su amor y especial interés por esta porción de la Congregación. También tuvo unas palabras de agradecimiento a hermana María Teresa García, ecónoma general que, desde hace tiempo, ha acompañado a la Provincia, especialmente a través de las auditorías ya realizadas en algunas comunidades y obras.

Hermana Angeline también tuvo palabras de agradecimiento hacia las hermanas de su consejo provincial y de los servicios de apoyo (secretaria y ecónoma) por llevar juntas el reto provincial de este periodo que finaliza. También agradeció la presencia y compañía del Padre José Minakou, jesuita, ex provincial de la provincia de la República Democrática del Congo, y actual director del Centro Amani de Bukavu, quien es el facilitador durante este IV Capítulo Provincial.

Finalmente invoca el celo del Profeta Elías, Santa Teresa de Ávila, San Juan de la Cruz y Nuestro Padre Fundador para que inspiren este tiempo de gracia y a la Virgen María, Nuestra Señora de las Virtudes para que acompañe cada momento.

Días segundo y tercero: 21-22 noviembre, preparación espiritual

El día 21  el Padre Joseph KIENTEGA, misionero de África, responsable de los teólogos en formación fue el encargado de la iluminación de estos días. Inspirado por el lema del Capítulo, desarrolló el tema:  Hija de la Iglesia, en espíritu sinodal, crucemos a la otra orilla. (Mc 4,35-41).

El Padre José MINAKU, jesuita, el segundo día de iluminación desarrolló el tema:  Carmelitas Misioneras Teresianas, Hijas de la Iglesia: Identidad y Conversión Permanente. El padre invitó a las hermanas capitulares a releer su identidad:

  • Somos Hijas de la Iglesia: esto implica nuestro sentido de pertenencia a la Iglesia. Nos habló de la característica esencial de la Iglesia, que es la periferia. Nuestro verdadero lugar está en la frontera, donde tenemos que construir puentes, no muros.
  • Somos hijas en busca de la felicidad: nuestra vocación religiosa es una vocación de felicidad.
  • Somos hijas abiertas al cambio: el llamado a la conversión, al cambio que debe comenzar de forma personal 

Finalmente hace referencia a los lugares donde estamos invitadas a renovar nuestro compromiso:

  • Fidelidad al Evangelio
  • Profundidad humana
  • Las exigencias de una vida cristiana
  • Consagración religiosa

Ver más en https://africa.cmtpalau.org/